Cómo usar la risa para ser feliz?

La risa es una herramienta social que ayuda a crear relaciones con los otros. Nos atraen las personas que nos hacen reír, nos gusta que la gente que se ría de nuestros chistes, y de nuestras bromas.

Veremos cómo hacer de la risa de una herramienta para la felicidad.

risa para ser feliz

La risa reduce inmediatamente los niveles de hormonas del estrés, cortisol, y la adrenalina, y  libera endorfinas, hormonas de la felicidad, al tiempo que aumenta nuestra resistencia al dolor, y el volumen y la actividad de las células del sistema inmunológico.

La mera anticipación de la risa mejora inmediatamente el estado de ánimo, reduce el
dolor, y potencia nuestro sistema inmunológico. Sólo pensando en que nos vamos a reír se aumenta los niveles de endorfinas en un 27%, y los niveles de la hormona del crecimiento humano un 87%.

El problema es que cada vez nos reímos menos. Parece que la risa sea cara. Los bebés se ríen un promedio de quince veces más que los adultos. Nuestro cuerpo ahorra recursos para enfrentarnos al estrés y para poder llegar al final del día en nuestras vertiginosas vidas. Pero si nos reímos, dispondremos de más recursos y los beneficios de la risa serán mayores que el coste.

Y como nuestra felicidad depende sólo de nosotros, empezaremos usando la herramienta de la risa en solitario, para aprovechar todos sus beneficios sin depender de nadie. No obstante, habremos de aprovechar todas las posibilidades que tengamos de reírnos con otras personas, para sacar aún más provecho de la risa.

Primero deberemos encontrar un espacio privado donde nos sintamos tranquilos y a gusto. Debemos empezar a reír, pensando en cosas graciosas que puedan provocarnos risa. Descansa cuando necesario, pero ríete por lo menos durante tres minutos. Es posible que al principio te cueste, o que la risa te parezca forzada, pero enseguida te irá saliendo mejor.

Poco a poco intenta aumentar la frecuencia y la duración de tus sesiones de risa. Te sentirás muy bien y además tonificarás los abdominales. Ya ves, con la risa son todo ventajas!